Puff pera, un toque divertido para tu hogar

Hace un par de años fui de visita a casa de una amiga y me encontré con que en vez de sofás o sillones tenía puffs. Yo por aquel entonces no tenía ni idea ni de lo que eran pero cuando me senté en ellos y comprobé en primera persona lo cómodos que eran supe que cuando tuviera mi casa pondría un par de ellos en el salón.

Y así ha sido. He comprado un puff pera que enamora a mis invitados tal y como en su día me pasó a mí en casa de mi amiga. Y lo que más me gusta es que no solo ofrece un asiento extra aparte del sofá sino que además le da un toque muy divertido a la decoración.

Esto es algo que para mí es fundamental puesto que no me gusta para nada lo clásico o tradicional, quería que mi casa fuese original, divertida y desenfadada y en esta línea los puff resultan casi indispensables porque aglutinan todos estos valores.

Además, ya podréis imaginar quién es la que todas las noches acaba en el puff para ver la tele o leer un buen libro antes de acostarse…